ESTRENO: “Buscando a un Amigo para el Fin del Mundo”

ESTRENO: “Buscando a un Amigo para el Fin del Mundo”

Imagen
Knigthley y Carrell: deberían escuchar “It’s the end of the World as We Know It”.

Estaba listo para detestar esta película. Mi única anticipación venía informada por el poster. Steve Carrell, con su expresión tristona, parecía escapado de cualquier otra película de Steve Carrell. Viste su uniforme de nerd, con su suéter de patrón Argyle y la chaqueta encima. Keira Knightley parecía disfrazada del prototipo de mujer aniñada que supuestamente debemos encontrar encantadora, pero que mas bien suele ser intolerable. Vean los zapatos tenis Converse, los LPs que abraza y los prensa-pelos infantiles. Y hay un perrito, también. El fin del mundo no puede venir demasiado temprano. Esto va a ser…adorable.

Seeking - Final Poster

Y entonces, la película empezó. En fin, en efecto, esta cerca. La esposa de Carrell lo abandona en su auto y huye para nunca mas volver. Ella, y todo el mundo, trata de vivir en las tres semanas que quedan todo lo que no tuvieron el valor de vivir cuando el tiempo parecía durar para siempre. Carrell trata de seguir su vida con normalidad. Va a su trabajo hasta que un colega aterriza sobre su auto justo cuando él se está parqueando. El golpe el aterrador. Con el sobresalto me di cuenta. Esta comedia esconde bajo sus afectaciones un sentido de humor negrísimo. Bienvenido sea.

Es tan refrescante ver una comedia contemporánea donde no hay bebés adorables, mujeres profesionales que deben aprender a ser madres, amiguetes que celebran su machismo, y supuestos chistes que se basan únicamente en el valor de shock de a desnudez, los fluidos corporales y la flatulencia. Lo que no implica que no hay en “Buscando a un Amigo para el Fin del Mundo” situaciones adultas, sexo, drogas y rock-and-roll. Es es el fin del mundo. ¿Creen que el momento para hacer votos de castidad, abrazar la sobriedad y volverse vegetariano? Puede leer mi reseña aqui, publicada en CONFIDENCIAL. Es un milagro que aparezca una película capaz de redimir la etiqueta de “comedia romántica”.

Deja un comentario