CINE FORO CCEN: “LA PRIMA ANGÉLICA” (Carlos Saura, 1974)

Imagen

Lina Canalejas trata de reconfortar a José Luis López Vásquez en “La Prima Angélica”

En nuestras latitudes, ahora su nombre se asocia mas con artificiosos filmes de danza, pero por una brillante época, Carlos Saura fue el referente internacional del cine español. Al igual que Buñuel y Almodóvar, bastaba su apellido para invocar un estilo inconfundible. Fue el psicoanalista audiovisual que traducia la neurosis de una España sofocada por la represión franquista. Acorralado por la censura, apendió a ocultar su crítica social en dramas personales subjetivos, que inevitablemente terminaban conectando con espectadores de todo el mundo.

“La Prima Angélica”, filme con el cual arrancamos este ciclo que durante todo el mes de marzo nos acercará al trabajo de este gran director, es una comedia de la memoria. Jose Luis López Vásquez es Luis, un editor de libro que a su mediana edad, debe enfrentarse a su pasado para cumplir la última voluntad de su madre: trasladar sus restos a la cripta familiar en Segovia. De camino, un indeleble recuerdo lo asalta. Estacionado a la orilla del camino, observa como su padre y su madre, habiendo estacionado su vehículo – ¿un Ford?- tratan de reconfortarle. La aprensión ante la idea de pasar un verano con la familia materna lo enferma. Pero este no es un flashback común. En lugar de tener a un niño interpretando al pequeño Luis, tenemos al mismo actor adulto. Es una decisión creativa que no solo brinda una oportunidad de oro a López Vásquez; también planta la semilla temática de la película: las fuerzas del estado totalitario, la religión ultraconservadora y la familia; se confabulan para infantilizar irremediablemente al hombre. Aún en su mediana edad, Luis no atina a satisfacer sus deseos.

Estos se hacen patentes cuando re encuentra a su prima Ángélica. La adulta es interpretada por Lina Canalejas, atractiva en su lozana madurez. Pero los recuerdos siguen invadiendo la mente de Luis. De vez en cuando, se dramatizan episodios del pasado en los cuales Luis, niño en cuepo de adulto, alterna con María Clara Fernández de Loyasa como Angélica niña. Ella interpreta, además, a su sobrina, la hija de Angélica. Suena confuso, pero no lo es. La brillante puesta en escena de Saura, apoyada en la cámara del legendario director de cinematografía Luis Cuadrado, mantiene una virtuosa claridad narrativa.

Esto es indispensable, porque Saura aprovecha la maleabilidad de la memoria para hurgar en la psicología de su protagonista. En los recuerdos de Luis, su tio franquista toma la forma de Anselmo (Fernando Delgado), el esposo de Angélica en el presente de los años 70s. El tío represor y el cuñado obsequioso son un mismo obstáculo que se proyecta a través del tiempo, estorbando en la consumación de su amor platónico.

A medida que maduramos, todos vamos armando el rompecabezas de nuestra historia personal, rastreando las piezas definidas por nuestros padres, abuelos y familia extendida. El pasado es como una marea que empuja el bote de la vida. O al menos, lo es para Luis. Mientras mas recuerda, mas se pierde en los laberintos de la memoria. “La Prima Angélica” es una magistral tragicomedia. Bellamente dirigida y actuada, trasciende a la especificdad de la experiencia española y conecta con la necesidad humana de comprender el pasado para poder superarlo. No deje pasar esta oportunidad de verla.

* “La Prima Angélica” se presenta hoy lunes 4 de marzo, 2013, en el Centro Cultural de España en Nicaragua, ubicado de la primera entrada de Las Colinas, 7 cuadras abajo. La función arranca a las 7:00 pm. Entrada completamente gratis.

Deja un comentario