EN CARTELERA: “BEAUTIFUL CREATURES” (Richard LaGravenese, 2012)

Imagen

Englert es “Beautiful…”: esta “literatura para jóvenes adultos” tiene poco de literatura y nada de adulto.

El ejercicio de la cinefília moderna parece clase de contabilidad. Todos estamos pendientes de cuanto hace una película en la taquilla,y el dato se despacha como lema comercial. Las películas son “buenas” si hacen un cerro de plata, “malas” si no recuperan su presupuesto. Menos que espectadores, nos portamos como ejecutivos de los grandes estudios y Marvel, en una liga de fantasía. La mentalidad de masas juega un papel en esto: si la película “X” está proyectándose en mas de la mitad de los cines y todo el mundo va a verla, tiene que ser porque es buena, ¿verdad? Pues, no necesariamente. Y ahora con las redes sociales, esto funciona como con esteroides. Y si, los periodistas y críticos de cine somos parte del problema.

Para muestra un botón. Véase el caso de “Hermosas Criaturas”, un romance juvenil de fantasía perfectamente modesto. Sin embargo, una vez que se matiza como “el nuevo ‘Crepúsculo’”, adquiere otra dimensión. Que “Crepúsculo” sea algo que digno emularse es debatible, a no ser que uno sea ejecutivo de la distribuidora Summit o fanático de Stephenie Meyer. Pero ese es el talón de Aquiles del filme. Lo mas interesante sobre esta película es como ha fracasado a la hora de cumplir las expectativas que llevaron a su nacimiento. A pesar de ciertas deficiencias en su reparto, es mejor que “Crepúsculo”. Pero bueno, eso no es TAN difícil así. Nota chismosa: ¡la actriz Alice Englert es hija de la gran directora australiana Jane Campion, ganadora de la Palma de Oro en el Festival de Cannes por “El Piano”! ¿Que diría mamá de estas “Creaturas”? Vea mi reseña aquí, en la revista DOMINGO del diario LA PRENSA.

 

 

ESTRENO: “Crepúsculo: Amanecer, Parte 2”

Véanlos en el poster: Edward, Bella y Jacob. Parece que van corriendo detrás del carrito de los helados. Hemos llegado al final del ritual comercial conocido como “Crepúsculo”. He aquí mi reseña de “Amanecer, Parte 2” en la revista DOMINGO del diario LA PRENSA El fenómeno de ventas de los libros de Stephenie Meyer dio luz a una franquicia fílmica descolorida. Flaco favor se le hace al vampirismo, diluido en una fantasía romántica con matices de fundamentalismo cristiano. Esta bien que los mormones crean que los jóvenes deben guardar su virginidad para después del matrimonio – y que este dure una eternidad – pero, ¿tenemos que ver cinco películas sobre eso?

Lo mas curioso es que se promueven estas ideas a través de una mitología obsesionada con el sexo. Desde la doncella durmiente sobre la cual se proyecta la sombra de “Nosferatu” (F. W. Murnau,1922 ) hasta los vampiros ambiguamente gays de “Entrevista con el Vampiro” (Neil Jordan,1994), pasando por la hipnotizante mirada de Bela Lugosi como el “Drácula” definitivo en la película de Todd Browning (1931),  y los escotes de las películas de los estudios Hammer…el vampirismo en el cine está inevitablemente conectado con el deseo carnal. Que “Crepúsculo” los use para promover la castidad pasa por irreverencia.

Todas las experiencias de la vida nos dejan alguna enseñanza. Esto es lo que aprendí mientras veía a esta franquicia quemar sus últimos cartuchos.

  1. El Ministerio de Nombres Tontos también es popular en EEUU. Prueba: “Reneesme”. La vampirita no puede llamarse “Renee”. No puede llamarse “Esme”. Tiene que ser “Reneesme”.
  2. La juventud eterna a veces necesita ayuda, como inyecciones de colágeno en los labios, botox, tinte para el pelo, etc. Vea a la alarmante Casey LaBow.

    Labios aterradores: LaBow

  3. Elle Fanning desplazó a su hermana Dakota en el radar de los buenos directores de cine. ¿De donde creen que saca la cara de desesperación?

    Fanning: Mi hermana va al Óscar, yo a una fiesta de Halloween.

  4. Michael Sheen puede chillar como colegiala en concierto de One Direction.

    Sheen: Usé este alarido cuando Tony Blair conoce a “La Reina”, pero lo cortaron.

  5. Kristen Stewart y Roger Pattinson lograrán pasar a carreras adultas e interesantes. Taylor Lautner se quedará en papeles que le exijan quitarse la camisa.

    Lautner: En la foto no se nota, pero estoy sin camisa.

  6. Truco narrativo con mas vidas que un vampiro: “¡Oh, es solo su imaginación / un sueño / una alucinación / una mentira!”.
  7. La palabra “saga” esta irremediablemente devaluada.