“Soy Leyenda” / “I am Legend” (Francis Lawrence, 2007)

“Soy Leyenda” / “I am Legend” (Francis Lawrence, 2007)

Soy Leyenda Will Smith
Smith y el perro Sam descubren que no están solos en “I Am Legend”

El título de la película “Soy Leyenda” suena como un alarde fanfarrón del taquillero Will Smith. Olvídese de una leyenda. Su personaje es historia, en el sentido de que está en vías de extinción. Es inútil proteger los giros de la trama , después de las reveladoras escenas promocionales. Durante el día, Robert Neville (Smith) recorre una desolada isla de Manhattan que ha empezado a ser devorada por la vegetación. Su única compañía es su perra pastor alemán y los animales salvajes que ahora reclaman para sí las calles y avenidas de la gran ciudad.

Por la noche, Neville se recluye en casa apertrechada como un bunker de lujo. Exquisitas obras de arte co existen con armas de alto calibre. Mientras tanto, hordas de humanos zombificados merodean afuera. Todo es culpa de un experimento científico que ha salido terriblemente mal.

Will entre leyendas: Los hombres solos

La película esta basada en una novela de Richard Matheson, sin embargo, la premisa del sobreviviente como náufrago en una ciudad asolada no es precisamente nueva. Fue un memorable episodio de la“La Dimensión Desconocida”. En la película “The Omega Man”(Boris Sagal 1971), recién editada en DVD, Charlton Heston hacia lo propio en Los Angeles. Recientemente, Tom Cruise soñó en “Vanilla Sky” (Cameron Crowe, 2001) que corría por un Times Square desierto.

Antes de la caída: Braga y Smith comparten pan y ansiedad.

“Soy Leyenda” funciona por derecho propio durante su primera hora. Tensos “flash-backs retratan la evacuación de Manhattan, alternados con las solitarias excursiones de Neville por la isla desierta. Estas escenas están tan informadas por la ansiedad post-11 de Septiembre como las viejas películas de ciencia ficción por la amenaza nuclear. La película es fascinante mientras se concentra en el personaje de Smith y rutina en estas circunstancias extraordinarias.

A medida que empieza a revelar a sus monstruos, puede sentir como los realizadores se rinden ante las exigencias del mercado y el mínimo común denominador de la audiencia. En el fondo, no creen que el público quiera una pieza de ciencia ficción cerebral y emotiva. Los zombies aparecen como escapados de un videojuego, y con ellos, la coincidencia y la acción sin consecuencia se toman por asalto la narrativa. A medida que los zombies dominan la película, ésta se vuelve cada vez menos interesante.

El balance para Will

Y que hay del legendario Will Smith? Me atrevería a decir que su inmunidad esta bien ganada. En el balance final, “Soy Leyenda” no pasa de ser entretenimiento desechable, pero su actuación es superior a lo que él mismo ofrece en productos mercadeados con el Oscar en la mira – véase “The Pursuit of Happyness” (Gabriele Muccino, 2006) -. La película explota en una bola de fuego de banalidad y el actor sale ileso de entre las llamas.

Deja un comentario