CINE: “BIG HERO 6” SE DICE MEJOR EN INGLÉS

Big Hero 6: Baymax y sus amigos están felices porque no escucharás al Derbez cuando ellos hablen.

Big Hero 6: Baymax y sus amigos están felices porque no escucharás al Derbez cuando ellos hablen.

Ya está en línea en La Prensa mi reseña de la película animada “GRANDES HÉROES” (Big Hero 6). Pueden leerla aquí. Tenía mucho tiempo de no escribir reseñas sobre películas animadas porque los cines de Nicaragua tenían años de no proyectar películas de dibujos animados en versión original, es decir, con el audio en inglés – si son norteamericanas – y subtítulos en español. Nunca tuve una respuesta clara sobre quien decidía sobre ese factor. El personal de los cines me decía que era decisión del distribuidor. El distribuidor me decía que era decisión del cine. O que dependía de la oficina regional. En fin…mis reclamos caían en oídos sordos. Al menos, hasta ahora.

Sea quien fuera el autor de la decisión de vetar la proyección en versión original, sin duda alguna estaba condicionada por la convicción de que películas de dibujos animados son para niños, que los niños no saben leer, y si lo saben, prefieren no hacerlo.

La sofisticación de Disney en su era dorada, y Pixar en sus mejores momentos, refuta la idea de que las películas animadas son exclusivamente para niños. Buena parte de las cintas animadas que apelan al público familiar arman chistes con referencias culturales y ocurrencias de tono subido que simplemente vuelan por encima de la cabeza de los menores. Entonces, estas películas no son exclusivamente para pequeños analfabetos.

Ofrezco mi testimonio como refutación a que es mejor para los niños ver películas doblabas. Tuve la suerte de aprender inglés a corta edad, gracias a una combinación de dos factores: clases de vocabulario desde primer grado y una exposición constante y sostenida al idioma. En mis primeros años el video casero no había llegado aún a Nicaragua, pero mis padres me permitían ir al cine con bastante regularidad, no sólo a las películas animadas que venían dobladas. También leía las letras de las canciones, impresas en las bolsas y forros de discos de vynil, o los folletos de los casettes; ojeaba los periódicos y revistas gringas que encontraban camino a mis manos. Estoy seguro que todo esto contribuyó a facilitar mi entendimiento de la lengua anglosajona. Entonces, yo le aconsejaría que tan pronto como sus vástagos aprenda a leer, póngalo a ver contenido en idioma original y subtitulado – y si lo lleva al cine, instrúyalo para que no hable durante la proyección -. Siempre es mejor que trate de hacer sentido de lo que ve por sí mismo. Y sus compañeros de sala agradecerán que no parlotee durante toda la película.

Mi última consideración como ser considerada esnobista, pero yo la identificaría más bien como purista. Creo que todos los productos culturales deben consumirse de la manera más cercana a su estado original. Si el idioma materno de los realizadores de una película es el inglés, y se filma en inglés, pues una copia en inglés con subtítulos es lo más cercano que podemos estar al artículo original. Doblar una película – o traducir un libro – abre la puerta a incontables decisiones creativas que alteran la esencia del producto. Quizás son un mal necesario, pero si pueden evitarse, creo que es lo mejor.

Edición de películas de Naruse por el BFI

Edición de películas de Naruse por el BFI

Aprender inglés es ineludible para cualquier cinéfilo; y no sólo para acceder al cine de los países anglosajones y sus viejas colonias. Inglaterra y Estados Unidos cuentan con un mercado de amantes del cine y coleccionistas suficientemente nutrido como para justificar la edición de películas de todas las nacionalidades con subtítulos en inglés. Por ejemplo, hace algunos años, una retrospectiva del gran director japonés Mikio Naruse hizo un tour por Estados Unidos y Europa. La disponibilidad de copias con subtítulos en inglés permitió que, en Inglaterra, el British Film Institute y la editorial Eureka!, publicaran en DVD varias de sus películas.

"Cuando una Mujer Sube las Escaleras", editada por Criterion Collection.

“Cuando una Mujer Sube las Escaleras”, editada por Criterion Collection.

En Estados Unidos, la Colección Criterion hizo lo propio editando en su colección el clásico “Cuando una Mujer sube las Escaleras”, y una selección de filmes silentes en la línea Eclipse. Y esos discos, que sólo tienen subtítulos en inglés, son la única manera que tenemos de acceder al cine de Naruse en Nicaragua. Puede ser que en línea, algunos amantes del cine compartan archivos con subtítulos en español, pero el juego de números favorece siempre a la lengua inglesa.

El monumental "cofret" de Eric Rohmer

El monumental “cofret” de Eric Rohmer

De la misma manera, en el 2014, la productora Film Tamaris, basada en Francia, se asoció con la editora de audiovisuales Potemkine para vender un set integral con TODAS las películas del director Eric Rohmer. TODAS. 24 largometrajes y 9 cortometrajes, además de documentales, entrevistas en video, comerciales de TV y un libro con entrevistas y ensayos. Para cualquier cinéfilo que se respete, disponer de todas las películas de un director de ese calibre es un sueño hecho realidad. Aunque los cortometrajes y el contenido extra está sólo en francés, todos los largometrajes tienen subtítulos alternativos en inglés. No en español, en inglés. Aunque el costo puede ser prohibitivo para nuestra economía, técnicamente, podemos acceder a las películas de Rohmer. El set de Rohmer esta disponible en Amazon France aquí. Lo bueno: despachan por correo a todo el mundo. Lo malo: cuesta casi 200 euros, y sólo dios sabe cuanto le cobrarían de impuesto en la aduana de Managua. Tome nota que si importa discos de Europa, necesita un reproductores y televisión multi-formato y multo-región para poder verlos aquí.

Me dan ganas de patearme a mi mismo por abandonar mi clases de francés en octavo nivel de la Alianza Francesa, hace ya 20 años (!). También quisiera saber japonés para ver a Miyazaki – y Kurosawa, Naruse, Ishikawa, Ozu, etc – en estado puro. Y alemán por Fassbinder. Italiano por Fellini y Antonioni. Y un eterno etcétera. Pero la fluencia en inglés ofrece algún consuelo. Las mejores películas de estos directores están disponibles con subtítulos en la lengua de Shakespeare y su majestad la Reina de Inglaterra.

La "Princesa Mononoke" suena mejor en japonés, y Disney esta de acuerdo.

La “Princesa Mononoke” suena mejor en japonés, y Disney esta de acuerdo.

A propósito de animación, los estudios Disney han editado TODAS las películas de Miyazaki en DVD, algunas incluso en un segundo tiraje en alta definición. Aunque ellos mismos han producido versiones dobladas con grandes estrellas de Hollywood, incluyen en el disco el audio original y subtítulos en inglés. Esto refleja un gran respeto por el artista y su obra, a la vez que le da al público el poder de decidir entre ver un producto necesariamente adulterado, o el artículo genuino.

Entonces, agarre a Junior y llévelo a la tanda de 8:35 pm al Cinema Galerías Santo Domingo. En unos cuantos años, se lo agradecerá en inglés. Si suficiente gente va a la tanda subtitulada, los cines Y el distribuidor nacional/internacional tendrá prueba irrefutable que es rentable presentar versión original. Y si usted milita en el contingente que quiere películas animadas dobladas, pues, tiene todas las otras tandas y las otras salas de cine del país. ¡Esta en ventaja!