CINE: “JOHN WICK” Y LOS LÍMITES DE LA VENGANZA

Que buen afiche el de la película “John Wick”. Recurre a la “cabeza flotante” – quizás el menos imaginativo de los recursos gráficos para promover una película – explotando la imagen de su protagonista, pero incluye un ingenioso giro conceptual. Su corbata se convierte en una mecha encendida. Su cabezota es una bomba a punto de estallar. El juego de palabras de su nombre se materializa – “wick” quiere decir “mecha” en inglés -. El poster es más ingenioso que la película. Disfruté más de lo que esperaba la película de acción “John Wick”. Pueden leer mi reseña original en Confidencial.

Mecha corta: Keanu Reeves a punto de estallar como "John Wick"

Mecha corta: Keanu Reeves a punto de estallar como “John Wick”

Sin embargo, ahora contemplo lo límites de la experiencia. La película es un ejercicio meramente formal. Lo placeres que oculta está en la superficie: la fotografía durante la persecución del nightclub, el estoicismo de Keanu Reeves, algunas secuencias de acción…Más allá de eso, la narrativa es tremendamente básica. Denoto cierta honestidad en su disposición, no deja de preocuparme un poco pensar que hemos tocado el fondo del barril. Quizás ya sea hora de retirar el arquetipo del hombre de familia en busca de venganza.

Afiche original de "Death Wish" (El Vengador Anónimo).

Afiche original de “Death Wish” (El Vengador Anónimo).

Por mucho que los fanáticos de la acción crean que este tipo de héroe es propiedad exclusiva de ellos, el arquetipo es tan viejo como las cavernas. Y grandes figuras del “cine arte” han bebido de estas aguas. En “El Manantial de la Virgen” (1960), el gran director sueco Ingmar Bergman dramatiza una historia recogida por una balada medieval: dos bandidos violan y matan a una doncella a la vera de un río, y su padre, un honesto caballero, los busca y los mata. Suena como algo que haría Bronson, pero la diferencia está en el tono.

Tore ( Max von Sydow) recibe el cuerpo de su hija (Birgitta Petterson) en “El Manantial de la Virgen”

En “John Wick” y sus pares, la violencia es pura catarsis. La retribución es “cool”. Deja al espectador con la idea de que los buenos triunfan, y los malos reciben su merecido castigo. Pero “El Manantial de la Virgen” es una refutación a eso. Si bien el padre – interpretado por el brillante Max von Sydow – castiga los asesinos de su hija, el proceso no es gratificante, ni para él, ni para la audiencia. La violencia profundiza el trauma. La película completa esta disponible en línea, con subtítulos en inglés, aqui. La película está disponible en DVD en una excelente edición de la Colección Criterion.

Portada "The Virgin Spring", Colección Criterion

Portada “The Virgin Spring”, Colección Criterion

Supongo que el “padre vengador” nunca morirá. Es demasiado útil. Ofrece identificación automática, conexión emocional y objetivos claros. Funciona en cualquier época. Desde Russell Crowe como el gladiador Máximo – “I will have mi vengeance” – hasta Liam Neeson en “Taken” – que ya trae su tercera entrega; pasando por buena parte de los héroes de Marvel y DC Comics. Y ya viene el re-inventado “Mad Max”, que también va en ese camino. Nuestra sed de venganza jamás será aplacada.