“RATATOUILLE” (Brad Bird, 2007)

“RATATOUILLE” (Brad Bird, 2007)

Si le das a una rata una cocina…: Remy (Patton Oswalt) se convierte en un chef de lujo en “Ratatouille”.

Dos cosas me impiden designar a la nueva película de los estudios Pixar como la mejor del año. Primero, faltan seis meses para cerrar la votación. Segundo, sólo se esta exhibiendo la versión doblada al español. Peco de ser un purista. Creo que la mejor manera de ver una película es lo mas cerca a la intención de sus creadores. El subtítulo preserva el trabajo de los actores. Y en este caso, nos estamos privando de escuchar a Peter O’Toole como un un siniestro crítico de restaurantes. ¿Necesito mas argumentos?

El protagonista de “Ratatouille” es Remy, una rata que contra su naturaleza misma, quiere ser chef. Separado de su familia, aterriza en la cocina del restaurante de Gusteau, el desaparecido maestro que lo inspira. Primero, a través de sus programas de TV y sus libros, después, como un vívido producto de su imaginación. Aliado con el inepto lavaplatos Linguini. Remy vuelve a poner en el mapa culinario al restaurante caido en desgracia. Oculto bajo el sombrero de Linguini, tira de sus cabellos para controlar los movimientos del cocinero humano, como si fuera una marioneta.

El truco funciona, pero las complicaciones no se hacen esperar. El Chef Skinner, heredero de Gusteau, ve una múltiple amenaza en los repentinos talentos de Linguini. Las expectativas que los cómplices culinarios tienen sobre si mismos también se convierten en obstáculos. Esta es una película sobre conflictos internos de realización personal, la confrontación entre el arte y el comercio, y la tensión entre la familia y el individuo. Si, todo eso bulle bajo las hermosas superficies, subvaloradas como cosa de niños. El guion sigue siendo el ingrediente secreto de las obras maestras de Pixar.

“Ratatouille” pone en verguenza a la mayoría de las películas. El brío narrativo con que hilvana su trama, y la generosidad de espíritu con que resuelve los dilemas de sus múltiples personajes, son ejemplares. La puesta en escena del director Brad Bird (Los Increíbles, 2004) y la impecable manufactura de los artesanos digitales se unen para crear un verdadero banquete. No se la pierda…aunque este doblada.

  • Publicada originalmente en junio, 2007.

Deja un comentario