LAS MEJORES PELÍCULAS DEL 2007

LAS MEJORES PELÍCULAS DEL 2007

La película de “Borat” es tan buena, que su hermana le va a dar su trofeo de Segunda Mejor Prostituta de Kazajstán.

La pantalla grande lucha por mantenerse viva en la era del video. “La Reina” tardó casi un año en llegar, y cuando se estrenó, llevaba meses disponible en DVD. Pareciera que los cines están en negación ante la competencia de los videoclubes. Peor aún, “Match Point”, la penúltima película de Woody Allen, se estrenó después de dos años. Podía verla en el cine y en el cable en el mismo. Como mantenerse vigente en este contexto? Los taquillerazos coinciden en estrenos mundiales. De repente alguna rareza adulta aparece temprano, como para evitarnos hacer generalizaciones. Vease el ejemplo de “Michael Clayton”. A pesar de las aparentes limitaciones de la cartelera, me sorprendí al rastrear 14 películas indispensables que todo cinéfilo debe ver…ahora, disponibles en video. La lista va en orden alfabético.

1. Borat (Larry Charles, 2006): quede advertido. Esta comedia lo ofenderá. Sacha Barron Cohen desata en EEUU a su personaje ficticio, una caricatura de periodista de Kazakhstan que derrocha misoginia, homofobia y anti-semitismo con desarmante inocencia. Interactuando con personas reales, Borat aprovecha la buena disposición de la gente para exponer el peor lado de la naturaleza humana. El truco es moralmente reprochable, pero los resultados son hilarantes. Y si cree que su blanco es la hipocresía norteamericana, pienselo de vuelta. El que este libre de prejuicios que tire la primera piedra.

2. Casino Royale (Joseph Campbell, 2006): la tarea de reinventar esta artrítica franquicia fue tomada con mortal seriedad. Todos los riesgos resultaron recompensandos. Basta con ver la intensa mirada de Daniel Craig, retando a Sean Connery por el derecho a ser considerado el 007 definitivo. Desde su persecución incial hasta un juego de poker peligrosamente estático, Craig imbuye la acción con emoción y consecuencia. Esta por verse si en las próximas películas, con directores distintos a Martin Campbell, podrán mantener el momentum. Por ahora, James Bond no se deja vencer por Jason Bourne.

3. Children of Men (Alfonso Cuarón, 2006): el mexicano Alfonso Cuarón se define como un humanista cosmopolita, con esta fantasía apocalíptica escenificada en el Londres del futuro. Por causas desconocidas, la humanidad ha dejado de procrearse. Clive Owen es el idealista desencantado que debe sacudirse la indiferencia para proteger a una joven milagrosamente embarazada. Aún cuando la película coquetea peligrosamente con el sentimentalismo, el virtuosismo técnico de Cuarón, y el director de fotografía Emmanuel Lubezki, mantienen la película en curso. Tome nota de las secuecuencias de una toma: la emboscada en el bosque y el escape de la ciudad asediada son triunfos de logística y visión.

4. El Laberinto del Fauno (Guillermo del Toro, 2006): otro triunfo internacional, de la mano de un talentoso mexicano. Guillermo del Toro ofrece una mezcla de cuento de hadas, alegoría política  e historia de horror. Ivana Baquero es una niña que en plena guerra civil española, combate monstruos reales e imaginarios. Ninguno mas aterrador que su padrastro, un militar franquista que no parpadea a la hora de coserse su propia cara. La exquisita artesanía  es tan gratificante como su intrincada narrativa. Todo puede ser real. Todo puede ser producto de su imaginación. Lo que si es innegable, es que la película es excelente.

5. La Maldición de la Flor Dorada (Zhang Yimou, 2006): la sed de poder y las pasiones incestuosas se convierten en una mezcla explosiva para la familia real en el centro de esta suntuosa épica de Zhang Yimou. Sus críticos alegan que ha abandonado su beligerancia de antaño, refugiandose en la mezcla de melodrama y acción del género “Wuxia”, para que los oficiales chinos le permitan trabajar . Pero si miran con atención, verán una lacerante crítica entre las lágrimas y la sangre que se derraman copisamente en los pasillos de la Ciudad Prohibida.

6. Match Point (Woody Allen, 2004): fuera de Nueva York, Woody Allen vuelve a su mejor forma con una atípica película de suspenso moral, que se siente como Dostoyevsky en las riberas del Támesis. Jonathan Rhys Meyers es un advenedizo entrenador de tenis insinuandose en una familia adinerada. Scarlett Johansson es su equivalente femenino, complicando sus planes con una inconveniente dosis de atracción sexual.

7. Michael Clayton (Tony Gilroy, 2007): la mayor sorpresa del año. Un thriller ético con alma y corazón. Michael Clayton es un “solucionador de problemas” en un poderosa firma de abogados, encargado de meter en cintura al colega que esta sufriendo un colapso nervioso en medio de una demanda millonaria. Es la vieja historia del abogado marrullero al que le crece una conciencia, pero contada con densidad novelística,  personajes complejos y caracterizaciones profundas. George Clooney y Tilda Swinton son excelentes en sus papeles.

8. La Película de los Simpsons (David Silverman, 2007): la familia nuclear concebida por Matt Groening se ratifica como la sátira omnívora e intemporal. 16 años después de su primera temporada en TV, sobreviven en su esperada y retrasada incursión al cine, parodiando con usual acierto las expectativas del público y el vehículo taquillero que se esperaba de ellos…al mismo tiempo que lo producen: una “película-evento” de verano, acuerpada por una feroz campaña de mercadeo. Si tan sólo todas fueran tan inteligentes como esta.

9. The Queen (Stephen Frears, 2006): Hellen Mirren ganó todos los premios habidos y por haber por su encarnación de Isabel II. Pero los placeres de esta película van mas allá. El director Stephen Frears retrata el momento en que la tiranía de la celebridad destronó simbolicamente a la monarquía en la imaginación de la británicos. Vea además el ascenso de Tony Blair apoyado en sus instíntos mediáticos. Súmele a eso una fascinante comedia de costumbres familiares donde la familia es cuestión son los reales Windsor, y la crisis del día es la muerte de la díscola Princesa Diana. Cuando la Reina llora no es por su nuera. Es por ella misma, y por el fín del mundo que conocía.

10. Ratatouille (Brad Bird, 2007): Pixar vuelve a superarse con esta conmovedor retrato sobre un artista improbable. Remy es una rata dispuesta a todo por convertirse en chef de alta cocina. Mas que un habitual ensalzamiento del voluntarioso novato, la película es una exaltación a la creación artística ejecutada  con, valga la redundancía, arte magistral. Desde la belleza expresiva de las imágenes hasta las caracterizaciones de los personajes, “Ratatouille” pone en verguenza a la mayoría de las películas, animadas o no.

11. Superbad (Greg Mottola, 2007): la sexi-comedia juvenil Jonah Hill y Michael Cera, mejores amigos unidos en su falta de seguridad ante el sexo opuesto, se proponen perder la virginidad en la última semana de la escuela secundaria. Cuando dos muchachas los reclutan para proveer licor para una fiesta, la casualidad y la fatalidad se confabulan para entorpecer sus planes. A pesar de las hormonas en ebullición, no hay un ápice de misogínia  en este franco retrato de masculinidad adolescente bajo la presión de la madurez, sino una mirada al momento en que la amistad platónica debe ceder espacio al amor romántico.

12. United 93 (Paul Greengrass, 2006): el mismo director que subió el pulso de la taquilla con “The Bourne Ultimatum” nos ofreció otra especie de película de acción. “United 93” sigue en tiempo real a los pasajeros, técnicos de vuelo y terroristas conectados con el fatídico vuelo de United Airlines que el 11 de Septiembre del 2001, chocó en un páramo de Pennsylvania. Filmada en tiempo real, con actores poco conocidos o con las personas reales interpretandose a si mismos, la película es una experiencia única que le romperá el corazón. Es historia humana detrás de los titulares. Experiencia sin ideología.

13. Vers le Sud (Laurent Cantent, 2005): la mejor película del Festival de Cine Francés, que a su vez fue el mejor festival internacional del año. En el Haití de los setentas, un grupo de mujeres norteamericanas y canadienses pasan sus veranos en excursiónes de turismo sexual. La situación esta cargada de conflictos de sexo, edad, raza, clase y política, que el director Laurent Cantent explora magistralmente. Su mayor triunfo esta en la agudeza psicológica con que observa a sus personajes, sin reducirlos nunca a representaciones de un sistema o una cultura. Son seres humanos, falibles, cambiantes y volubles. Las actuaciones de Charlotte Rampling y Karen Young le quitaran el aliento. Búsquela este mes y en enero del 2008 en el canal de cable Cinemax.

14. Zodiac (David Fincher, 2007): superficialmente, el director David Fincher recrea la cacería del célebre asesino en serie que asoló San Francisco entre los 60s y los 70s. En en fondo, ofrece una fascinante radiografía sobre la gloria y la agonía del proceso investigativo, y un intoxicante estudio sobre el poder corrosivo de la obsesión. Mark Ruffalo, Robert Downey Jr. y Jake Gylenhaal son algunos de los hombre de ley y prensa que dejan que el elusivo Zodíaco les quite el sueño y les robe el alma.

Y para terminar…las peores películas del 2007:

300: dándole mala fama a las películas generadas por computadoras y las novelas gráficas en un solo tajo.

Cansada de Besar Sapos: la nueva era dorada del cine mexicano termina aqui, en un comercial de toallas sanitarias disfrazado de comedia romántica.

Epic Movie: una película de chistes sobre otras películas, filmada para no verse mientras manda mensajes de texto por su celular.

Evan Almighty: el taquillerzo designado que fracasó, a pesar de su calculadora trama inspiracional y sus ruidosos efectos especiales.

La Fiesta del Chivo: inerte adaptación de la novela de Vargas Llosa, con un buen reparto criminalmente desperdiciado.

No Reservations: la original era una deliciosa comedia romántica, re calentada en una cataplasma sosa que se las arregla para desperdiciar a un buen reparto encabezado por Catherine Zeta Jones.

Norbit: Eddie Murphy anula la buena voluntad de su papel en “Dreamgirls” con baldes de latex y chistes malos sobre gordura.

Pathfinder: cuando los vikingos encontraron a los indios, nadie dio las gracias en esta oscura y confusa película de acción.

Saw IV: el género de la pornotortura se niega a morir.

Transformers: aparatosos juguetes se arman y desarman haciendo mucho ruido, mientras un par de personas corren alrededor. O algo asi.

  • Publicado originalmente en diciembre 2007.

Deja un comentario