CINE FORO CCEN: “ELISA, VIDA MIA” (Carlos Saura, 1977)

Imagen

Geraldine Chaplin brilla en la confusión existencial de “Elisa, Vida Mia”

Es instructivo ver “Elisa, Vida Mía” inmediatamente después de “La Prima Angélica”. Son tan parecidas, y tan diferentes a la vez. Esa comedia de la memoria se adentraba en la psiquis masculina, oprimida en su desarrollo emocional por las fuerzas de estado, sociedad, iglesia y familia. “Elisa…” es igualmente inquisitiva con en género opuesto. Geraldine Chaplin es una mujer tratando de descubrir su identidad, entre una relación de pareja que se extingue y un padre remoto que literalmente se esta muriendo. Aquí la política no parece estar en la mira del director. Sus preocupaciones son acaso mas existenciales. Es un filme decididamente post-franquista. Sus protagonistas miran hacia adentro de si mismos, tratando de entender al otro, y a si mismo.

La desorientación es la tónica. La película inicia con en off, narrando los parametros de una crisis de pareja. Es un hombre el que habla, aunque el texto corresponde a una mujer, por el género y el sentido de las palabras. De hecho, es la voz de Luis (Fernando Rey), y su historia corresponde a la experiencia de su hija Elisa (Geraldine Chaplin), que se acerca junto a su hermana y su cuñado en el vehículo que ese momento vemos en la pantalla. Han pasado 20 años desde que Luis abandonó a su familia. Ahora, cuando él enfrenta un diagnóstico terminal, sus retoños lo visitan con afán conciliatorio. A la hora de partir, surge la idea de que Elisa se quede un poco mas. Ella accede, entre pasiva e intrigada por conocer al primer hombre que marcó su vida.

Luis no esta muy claro de porque abandonó a su familia. De hecho, vive una existencia solitaria, en una ruinosa casa de campo donde invierta las horas en escuchar música clásica y escribir. No sabe exactamente que es. Una novela, una autobiografía ficiticia, o la vida imaginada de las hijas que abandonó. No importa, porque cada cierto tiempo, quema los manuscritos. La convivencia de Luis y Elisa abre un verdadero laberinto existencial. El presente se mezcla con flashbacks en los cuales Chaplin interpreta a la madre de Elisa. También aparece en la dramatización de un misterioso episodio que Luis le cuenta, sobre como descubrió un día a una mujer asesinada cerca de su casa. Elisa lee los manuscritos a escondidas. También le acompaña a las clases de teatro que da en el pueblo, dirigiendo a unas huérfanas en un montaje de “El Gran Teatro del Mundo”, de Calderón de la Barca.

En “Elisa, Vida Mía” es difícil distinguir que es realidad, que es imaginación, que es recuerdo y que es deseo. O mas bien, la similitud entre estos planos de existencia y conciencia es precisamente lo que Saura quiere explorar. Las identidades de hombre y mujer, padre e hija, esposa y esposo, son como disfraces a los cuales los personajes recurren desesperadamente, tratando de encontrar uno que les quede. Luis, al final de la vida, observa la confusión con no poca diversión. Para Elisa, es pura agonía. Mas allá de sus circunstancias personales, representa a la mujer luchando por definirse. “No se hacer nada mas que ser su mujer”, dice en un momento de desesperación, contemplando la inminente separación de su pareja. Por un intrigante momento, la película nos regresa a la vida de Elisa en la ciudad. Pasamos del ambiente rural al urbano, para ver lo que sucede cuando decide confrontar a la amiga que le ha sido infiel con su esposo. Es un pasaje digno de David Lynch en sus momentos mas terrenales.

Sin el melancólico sentido del humor que permeaba a “La Prima Angélica”, “Elisa, Vida Mía” puede resultar mas demandante para el espectador. Sin embargo, es un sublime ejercicio cinematográfico que, apartando el vestuario de la época, se siente fresco y contemporáneo. La película es tan rica en significado, y tan profunda en sus misterios, que el mismo Saura ha vuelto a su guión para hurgarlo en forma de novela. “Elisa, Vida Mia” fue publicada en el 2011. Nunca es tarde para descubrirla.

* “Elisa, Vida Mia” se presenta el lunes 11 de marzo del 2013  en el CINE FORO del CENTRO CULTURAL DE ESPAÑA EN NICARAGUA, ubicado en Managua, de la primera entrada de Las Colinas, 7 cuadras arriba. La proyección inicia a las 7:00 pm. La entrada es gratuita.

EN CARTELERA: “BEAUTIFUL CREATURES” (Richard LaGravenese, 2012)

Imagen

Englert es “Beautiful…”: esta “literatura para jóvenes adultos” tiene poco de literatura y nada de adulto.

El ejercicio de la cinefília moderna parece clase de contabilidad. Todos estamos pendientes de cuanto hace una película en la taquilla,y el dato se despacha como lema comercial. Las películas son “buenas” si hacen un cerro de plata, “malas” si no recuperan su presupuesto. Menos que espectadores, nos portamos como ejecutivos de los grandes estudios y Marvel, en una liga de fantasía. La mentalidad de masas juega un papel en esto: si la película “X” está proyectándose en mas de la mitad de los cines y todo el mundo va a verla, tiene que ser porque es buena, ¿verdad? Pues, no necesariamente. Y ahora con las redes sociales, esto funciona como con esteroides. Y si, los periodistas y críticos de cine somos parte del problema.

Para muestra un botón. Véase el caso de “Hermosas Criaturas”, un romance juvenil de fantasía perfectamente modesto. Sin embargo, una vez que se matiza como “el nuevo ‘Crepúsculo’”, adquiere otra dimensión. Que “Crepúsculo” sea algo que digno emularse es debatible, a no ser que uno sea ejecutivo de la distribuidora Summit o fanático de Stephenie Meyer. Pero ese es el talón de Aquiles del filme. Lo mas interesante sobre esta película es como ha fracasado a la hora de cumplir las expectativas que llevaron a su nacimiento. A pesar de ciertas deficiencias en su reparto, es mejor que “Crepúsculo”. Pero bueno, eso no es TAN difícil así. Nota chismosa: ¡la actriz Alice Englert es hija de la gran directora australiana Jane Campion, ganadora de la Palma de Oro en el Festival de Cannes por “El Piano”! ¿Que diría mamá de estas “Creaturas”? Vea mi reseña aquí, en la revista DOMINGO del diario LA PRENSA.

 

 

ESTRENO: “HITCHCOCK” (Sacha Gervasi, 2012)

Imagen

Anthony Hopkins como “Hitchcock”: pálido retrato del artista como artista.

Tendrían que haberse quedado hasta que los créditos finales terminaran de correr para ver la imagen de la foto, una modesta toma extra que cierra con broche de…¿plástico? la entretenida, pero decepcionante “Hitchcock”. La película no pasa la prueba de ser tan interesante como los filmes originales del artista que pretende retratar. Seguramente se puede hacer una buena película sobre la agonía y el éxtasis de “Psicosis”, pero esta no lo es. Puede leer mi reseña aqui, en el re-diseñado sitio web de Confidencial.com.ni. Anímese a pasear por otras secciones del sitio. Es la mejor fuente de noticias y análisis sobre Nicaragua que encontrará en la web. Si, estoy haciendo un comercial. Es algo que Hitch apreciaría, siendo el maestro del marketing que fue.

CINE FORO CCEN: “LA PRIMA ANGÉLICA” (Carlos Saura, 1974)

Imagen

Lina Canalejas trata de reconfortar a José Luis López Vásquez en “La Prima Angélica”

En nuestras latitudes, ahora su nombre se asocia mas con artificiosos filmes de danza, pero por una brillante época, Carlos Saura fue el referente internacional del cine español. Al igual que Buñuel y Almodóvar, bastaba su apellido para invocar un estilo inconfundible. Fue el psicoanalista audiovisual que traducia la neurosis de una España sofocada por la represión franquista. Acorralado por la censura, apendió a ocultar su crítica social en dramas personales subjetivos, que inevitablemente terminaban conectando con espectadores de todo el mundo.

“La Prima Angélica”, filme con el cual arrancamos este ciclo que durante todo el mes de marzo nos acercará al trabajo de este gran director, es una comedia de la memoria. Jose Luis López Vásquez es Luis, un editor de libro que a su mediana edad, debe enfrentarse a su pasado para cumplir la última voluntad de su madre: trasladar sus restos a la cripta familiar en Segovia. De camino, un indeleble recuerdo lo asalta. Estacionado a la orilla del camino, observa como su padre y su madre, habiendo estacionado su vehículo – ¿un Ford?- tratan de reconfortarle. La aprensión ante la idea de pasar un verano con la familia materna lo enferma. Pero este no es un flashback común. En lugar de tener a un niño interpretando al pequeño Luis, tenemos al mismo actor adulto. Es una decisión creativa que no solo brinda una oportunidad de oro a López Vásquez; también planta la semilla temática de la película: las fuerzas del estado totalitario, la religión ultraconservadora y la familia; se confabulan para infantilizar irremediablemente al hombre. Aún en su mediana edad, Luis no atina a satisfacer sus deseos.

Estos se hacen patentes cuando re encuentra a su prima Ángélica. La adulta es interpretada por Lina Canalejas, atractiva en su lozana madurez. Pero los recuerdos siguen invadiendo la mente de Luis. De vez en cuando, se dramatizan episodios del pasado en los cuales Luis, niño en cuepo de adulto, alterna con María Clara Fernández de Loyasa como Angélica niña. Ella interpreta, además, a su sobrina, la hija de Angélica. Suena confuso, pero no lo es. La brillante puesta en escena de Saura, apoyada en la cámara del legendario director de cinematografía Luis Cuadrado, mantiene una virtuosa claridad narrativa.

Esto es indispensable, porque Saura aprovecha la maleabilidad de la memoria para hurgar en la psicología de su protagonista. En los recuerdos de Luis, su tio franquista toma la forma de Anselmo (Fernando Delgado), el esposo de Angélica en el presente de los años 70s. El tío represor y el cuñado obsequioso son un mismo obstáculo que se proyecta a través del tiempo, estorbando en la consumación de su amor platónico.

A medida que maduramos, todos vamos armando el rompecabezas de nuestra historia personal, rastreando las piezas definidas por nuestros padres, abuelos y familia extendida. El pasado es como una marea que empuja el bote de la vida. O al menos, lo es para Luis. Mientras mas recuerda, mas se pierde en los laberintos de la memoria. “La Prima Angélica” es una magistral tragicomedia. Bellamente dirigida y actuada, trasciende a la especificdad de la experiencia española y conecta con la necesidad humana de comprender el pasado para poder superarlo. No deje pasar esta oportunidad de verla.

* “La Prima Angélica” se presenta hoy lunes 4 de marzo, 2013, en el Centro Cultural de España en Nicaragua, ubicado de la primera entrada de Las Colinas, 7 cuadras abajo. La función arranca a las 7:00 pm. Entrada completamente gratis.